miércoles, 31 de octubre de 2012

Cosas por las que Figar SÍ debe llorar

Unas semanas ha, me desayuné con la noticia agridulce de la dimisión de Aguirre, no por los motivos que cualquier persona de bien pudiera pensar (corrupción, nepotismo, destrucción masiva de bienes y servicios públicos, despilfarro, etc,...) sino, según ella (créala quien guste), por motivos familiares y personales. Otros, que sabemos que este tipo de elementos no da nunca puntadas sin hilo, nos quedamos con su frase "...éste es el momento adecuado, para un político es esencial elegir el momento y éste ha llegado" .  No hay que pensar demasiado, dada su demostrada y compulsiva ambición, para darse cuenta de que antes de las elecciones vascas y, sobre todo, las Gallegas, se podía intuir que el PP, que está en caida libre de espectativa de votos, perdería unos cuántos más.
Tras un previsible mal resultado en esas elecciones (que se ha materializado ya en pérdida de votos, aunque no de escaños) y en las catalanas, el rescate que nos llegará después y los nuevos paquetes de recortes que incluirán pensiones y que afectarán a los de siempre, me aventuro a decir que Rajoy podría no llegar al verano si no es gracias a las UIP y a la rePPresión. Aguirre tendría la pista despejada.

Pero al grano, Aguirre no es la prota de esta historia sino su plañidera favorita Lucía Figar, a quién vemos en esta imagen tras el anuncio de la dimisión de su protectora.
Es normal que llore, porque en España, si no tienes madrina que te coloque, da igual que seas bueno o malo en lo tuyo, seguro que te quedas sin tu trozo de pastel. Así es hoy España. Triunfa el enchufado y no el que tiene los méritos.

Sin embargo yo vengo aquí a decirle a Figar que hay cosas realmente importantes que merecen infinitamente más ser lloradas. Y ser lloradas a moco tendido. Y a decirle que estas cosas son importantes porque afectan a todos y no solo a su egoista persona.

Y es que, sumado a los que llevamos a la costilla, estamos teniendo el arranque de curso más caótico de la historia. A ver si me acuerdo de todo, porque la lista de despropósitos del gobierno regional en materia de educación es interminable y hay tantos casos y ejemplos para ilustrar ésto, que se me queda pequeño el blog.

Se adelanta el inicio de curso, pero no los trámites previos: exámenes de septiembre, claustros de inicio, elaboración de horarios, adjudicación de destinos de profesores, matrículas, elaboración de programaciones didácticas, etc, ..., con lo que está sucediendo, por ejemplo, que se ha iniciado el curso sin tener las plantillas completas, sin tener los horarios elaborados y sin tener aún las líneas decididas (cantidad de grupos de alumnos por curso). ¿Que hace un instituto al que le obligan a comenzar sin profesores, sin horarios y sin las líneas decididas aún? Pues entederán ustedes que de todo menos dar clase con normalidad.

Al mismo tiempo, se ha retrasado la adjudicación de destinos a los profesores en expectativa de destino (funcionarios con oposición, pero sin plaza adjudicada) e interinos. En el caso de los primeros se debe a la dificultad para elaborar cupos de profesores por cada instituto y a la ausencia de plazas disponibles (vacantes) en los mismos, debida únicamente a los recortes (aumento de horas lectivas, aumento de ratios de alumnos que hacen que los profesores asuman un trabajo añadido y dejen sin ese trabajo a los compañeros con menor antigüedad). Ha habido casos en los que no se ha cubierto la plantilla hasta mediados de Octubre, como el de una compañera con nombres y apellidos que ha ido a mi antiguo IES el 10 de Octubre. Y los del enlace anterior son sólo una muestra.

En mi actual IES, ha sido especialmente señalado y criticado por los padres de los alumnos el caso del profesor de matemáticas que llegó empezado el mes de octubre, los chicos perdiendo clases (muchas) por negligencia de la administración que luego apunta en un alarde insultante de cinismo con esa misma arma a los huelguistas.

El caso de los interinos es aún más sangrante, puesto que hemos sido "masacrados" sin compasión con los recortes, al ser los últimos que se asignan a destinos. Ello afecta seriamente no sólo a título personal a los afectados sino también a la enseñanza que se ve privada de los profesores más jóvenes, los que llevan menos tiempo dando clase pero que deben renovar en sus puestos a sus mayores en futuras oposiciones (si es que las hay, que será que no, otro ataque más).

Sumado a lo anterior, se está dando situaciones sistemáticas de verdadero acoso de inspectores, convertidos en comisarios políticos, a profesores y directores. En mi actual IES, nuestra directora ya se queja hasta en voz alta por los pasillos del acaparamiento que el inspector hace de su tiempo, como si no tuviera otras tareas. Se da la circunstancia de que el personal de secretaría aún no ha sido asignado al completo, y directora y jefas de estudios se han tenido que ocupar de esas labores de secretaría aparte de las suyas propias, en horas extras no remuneradas, lo que es toda una hazaña al inicio de un curso caótico (gracias de nuevo, Ministro y Consejera).

Otro caso que roza la obstrucción a nuestra labor: nos llegan instrucciones estrictas para elaborar las programaciones el día 22 de octubre, cuando ya todos las habíamos entregado. ¿Chapuza o premeditación? Yo ya pienso mal.

Acoso es también que los profesores estén hoy asistiendo a los IES cuando su salud no se lo permite. Y no me voy muy lejos para encontrar casos. Mi señora, profesora de ESO, ha ido a dar clase completamente afónica. ¿Cómo se las ha apañado con treinta alumnos por aula? Bonita clase bilingüe les ha debido dar. No habría estado mal, si la ley lo permitiera, haberlo grabado para enviárselo a esta vergüenza de dirigentes que nos han tocado (gracias a vosotros, votantes del PP y a vosotros también inconscientes abstencionistas). Esto se produce porque cualquier ausencia por enfermedad supone perder el 50% del sueldo en los primeros 3 días, así que, aunque estés enfermo, pues vas y regalas unos virus y bacterias al personal. En clase pones un documental y punto. ¿Es ésto lo que se perseguía? Fuentes de sindicatos nos informan de que una ausencia justificada no puede equipararse a una baja desde el primer día como pretende la administración. De nuevo se incumplen las leyes ¿Prevaricación? Para mi sí lo es y van muchas. Impunidad absoluta es lo que tiene el PP hoy.

Más acoso: se exigen fechas estrictas de entrega de documentaciones (cupos de profesores, horarios, informes FCT, ...) bajo amenaza de expediente y, en ocasiones, siendo los inspectores conscientes de la imposibilidad de entregar en fecha.

¿Cuál es el objetivo de este ataque sin tregua? ¿Que las cosas no funcionen para luego señalarnos a los profesores como culpables? ¿Provocar una reacción desmedida en los profesores, hartos de abusos, para luego señalarnos como salvajes, como hizo el PSOE en su día con los controladores aéreos?

Quizá de todo un poco, con tal de privatizar otro servicio público y convertirlo en pelotazo para unos amiguetes, que para esas cosas el PP es "Máster del Universo". Además con los cambios de Wert en la futura LOMCE, fabricaremos súbditos obedientes y sumisos, como Dios manda.

Pues eso, que me encantaría ver a algún representante del pueblo llorar desconsolado al ver las consecuencias de su nefasta gestión, y no por perderse las mamandurrias de su yaya.




No hay comentarios:

Publicar un comentario